La copa vaginal o menstrual

La copa vaginal o menstrual

LA COPA VAGINAL O MENSTRUAL

QUÉ ES UNA COPA VAGINAL O MENSTRUAL

La copa menstrual o vaginal es un recipiente que hace de barrera durante la menstruación para retener el flujo menstrual. Igual que otros sistemas, como los tampones o las compresas sirve para contener la sangre pero a diferencia de ellos, no la absorbe.

La copa vaginal se adapta totalmente a las paredes vaginales. Se puede llevar en el interior hasta 12 horas, dependiendo de la marca.

La sangre queda contenida en el interior de la copa vaginal hasta que se extrae y se vacía.

Una copa menstrual tiene forma de embudo, ancha por la parte superior. En la parte inferior dispone de un elemento sólido que sirve para facilitar la extracción.

La principal diferencia con cualquier otro método es que se puede reutilizar. Después de usarse, se vacía y se limpia con agua, estando lista para volver a usar. Una vez al mes se esteriliza y se guarda hasta el siguiente mes. Bien usada y limpia puede durar de diez a quince años.

Existen copas menstruales transparentes y de colores.

COMO FUNCIONA

Lo primero que hay que hacer es atender a las instrucciones del fabricante de la marca que utilicemos.

En general, la copa vaginal se dobla y se introduce en la vagina durante la menstruación y en función del flujo de cada mujer, pasadas unas horas se extrae, se vacía, se limpia con agua y ya está lista para volver a usar.

Las copas menstruales no son rígidas, sino que son flexibles como la tetina de un biberón. Para insertarla se debe doblar, porque es imposible que se pueda insertar abierta, y una vez dentro se abre.

Algunas tienen un medidor de la cantidad de sangre depositada.

Utilizada correctamente, no se nota, no huele ni produce molestias ni dolores.

Evidentemente, igual que cuando se comienzan a usar tampones, se requiere su tiempo de adaptación y de práctica para que sea fácil su colocación. Al principio, es aconsejable utilizar un salvaslip por si hay alguna pequeña pérdida de sangre. Bien utilizada no tiene porque producirse pérdidas ni manchas.

A continuación os adjuntamos el manual  de instrucciones de una de ellas, en este caso la copa vaginal Dreamcup.



COMO ELEGIR LA TALLA Y MATERIAL DE TU COPA VAGINAL

En el mercado existen muchísimas marcas que fabrican copas menstruales, la mayoría con distintas tallas, colores y materiales.

Como todo, al principio tendrás que probar con alguna de las marcas y sus recomendaciones sobre las tallas, normalmente en comparativa con el tipo de tampones o compresas que utilices y el flujo menstrual de cada mujer.

Algunas marcas tienen unas tablas para la elección de la talla de la copa vaginal, que va en función de si se ha estado embarazada, tipo de parto o cesárea, edad, peso, cantidad de flujo menstrual, etc. Un ejemplo de este método de elección de la talla lo podéis ver en la marca Iriscup, entre otras.

Existen en el mercado copas menstruales fabricadas en tres tipos de materiales:

  • Silicona quirúrgica. Es un material que no causa ningún tipo de reacción ni alergias. Se mantiene a la temperatura corporal. La mayoría de las copas vaginales están realizadas con este material.

  • Látex. Es un material de gran resistencia, ecológico, de tacto suave, higiénico y adaptable. Algunas personas muestran alergia a este producto por lo que es muy importante tenerlo en cuenta a la hora de elegir tu copa vaginal.

  • TPE o plástico quirúrgico (elastómero termoplástico). Es un material ecológico, reciclable, que se utiliza principalmente en productos como las tetinas de los biberones o chupetes. Generalmente no producen ningún tipo de alergia.

VENTAJAS E INCONVENIENTES DE LAS COPAS MENSTRUALES FRENTE A COMPRESAS O TAMPONES.

A nivel general, cabe decir que las copas vaginales son más beneficiosas para el medio ambiente, al no generar residuos como las compresas o tampones.

Desde el punto de vista personal, son más económicas al ser reutilizables durante años.

Por último, a nivel de salud y al no estar en contacto directo con la piel, los restos de sangre, se evitan problemas de sequedad, aparición de candidiasis o el síndrome del shock tóxico.


Las copas vaginales son aptas para todas las mujeres ya que para su fabricación no se utiliza ningún aditivo químico que pueda afectar al organismo. Ninguna bacteria puede permanecer en su superficie totalmente lisa, que no absorbe ningún líquido, y por lo tanto no se producen alteraciones en el entorno vaginal natural. Al ser de silicona médica o TPE, no araña ni seca las paredes vaginales y tampoco deja restos de fibras (a diferencia de los tampones tradicionales).

La copa vaginal se puede introducir horas antes de tener la menstruación, lo que protege de posibles pérdidas.

El principal inconveniente de las copas vaginales es que al no estar habituadas a ellas, hay que coger práctica para no tener pérdidas de sangre. Y un factor que también influye a la hora de utilizarlas se produce cuando la mujer tiene que entrar en una aseo público, vaciarla en el inodoro y lavar los restos en el lavabo. Esto es un factor que incomoda a algunas mujeres, porque en los baños públicos, generalmente los lavabos son compartidos. Seguramente, esto será un hecho subsanable cuantas más mujeres utilicen las copas vaginales y se habitúen al limpiarlas en cualquier situación. Cabe decir que la copa vaginal, dependiendo de la marca, se puede llevar hasta 12 horas seguidas y dormir con ellas, por lo que el problema de vaciarlas en un sitio público se reduce considerablemente.


Existen marcas de copas vaginales, que tienen accesorios para su limpieza diaria, que puedes llevar para limpiarla en cualquier situación. También se comercializan esterilizadores domésticos para su limpieza en profundidad. Una de estas marcas es Femintimate.

Además, la copa vaginal se puede limpiar con papel higiénico, toallitas de baño, agua o vaciarla e introducirla de nuevo, por lo que cambiarse en cualquier lugar público es más fácil. También existe la opción de llevar una copa vaginal de repuesto para cambiarse y la que retiramos guardarla para lavarla en profundidad al llegar a casa.

Leave a Reply